Perrita aterrada por pirotecnia falleció en brazos de su dueño. Quería tranquilizarla


Es muy normal que en las fechas pasadas de finales de año hayas escuchado fuegos artificiales por todos lados. Incluso tú mismo pudiste llegar a usarlos. A pesar de que puede ser divertido de ver, año a año se hace más consciencia de lo peligroso que es utilizarlos y más para nuestras mascotas

Uno de estos casos sucedió el pasado 2019 con el lamentable fallec1mient0 de una perrita llamada Magui. Ocurrió a finales de diciembre de hace dos años redactada esta nota y vale la pena recordarla por los sucedido y hacer consciencia

«Murió en los brazos de mi hijo, rogándome que llamara a alguien para que la viniera a auxiliar. Lamentablemente la estamos llorando con los corazones de mis hijos rotos y el mío también, por no poder hacer nada», contó Antonella Modasjazh

Los hechos sucedieron en la cuidad de Esquel, Argentina y causado conmoción en por la manera en que sucedieron los hechos. Ella partió de esta vida abrazada de su dueño, él no se despego de la perrita en ningún momento

«¡Ella era nuestra amada mascota! Se llamaba Magui y acaba de m0r1r. Era viejita y le tenía terror a la pirotecnia. No sabíamos dónde más meterla mientras otros se divertían, ella la estaba pasando muy mal. Le agarró un ataque, llamamos a todos los veterinarios de Esquel para que nos ayuden ¡y ninguno nos atendió!», denunció en redes sociales en aquel momento Antonella Modasjazh dijo para Infobae

La organización Adopta, Esterilizada, Educa (ADAE) ha respaldado la posición de la señora Modasjazh e instó a la población en general a no usar pirotecnia en ningún momento del año: «Tu diversión la aturdió, la aterró, le generó un pánico inexplicable. Tu diversión la mató. Magui fallc1ó en brazos de su dueño. Su familia quedó desconsolada, angustiada, impotente ante semejante injusticia», se lee en la publicación de la organización

«La perra mur1ó en los brazos de mi hijo, rogándome que llamara a alguien para que la viniera a auxiliar. Lamentablemente la estamos llorando con los corazones de mis hijos rotos y el mío también, por no poder hacer nada. Les pido, por favor, dos cosas: pirotecnia cero; veterinarios, hagan urgencias», añadió Antonella Modasjazh

Lamentablemente estos caso se pueden seguir repitiendo si no hacemos algo por nuestros mascotas. Comparte esta nota para generar consciencia sobre este tema

0 Compartir
Desaroollado por Paginas Web en Monterrey